Viajeros Servas

Nuestro primer contacto con Servas

Conocimos Servas a través de un post sobre turismo colaborativo de Familias en Ruta, y forman parte de ella unas 16.000 personas y familias de 130 países.

Enseguida entré en su web, y les envié un mensaje para hacernos socios. Respondieron muy rápido, y de forma muy amable y personalizada. Es un proceso muy diferente al de couchsurfing, más de tú a tú, personal, con ciertas normas, orientaciones, responsabilidades y protocolos, como cualquier otra organización que no se centra completamente en las redes sociales.

Os dejo con el vídeo que me encontré en su web:

 

 

Desde hacía unos cuantos años iban llegando pequeñas señales relacionadas con Nueva Zelanda, que se intensificaron entre 2012 y 2014, cuando varios amig@s Servas de Nueva Zelanda visitaron Sevilla y nuestros vínculos con esa otra parte del mundo se fueron formando. Estando en el encuentro de Servas que hubo en Dalesbridge (UK) en junio de 2014, cuando anunciaron que la próxima Asamblea Internacional sería en NZ en octubre de 2015, decidimos que era la “señal” definitiva que anunciaba el momento propicio para hacer realidad el sueño de viajar a Nueva Zelanda!

Leer... Nueva Zelanda 2015 (Aotearoa, el país de la nube blanca) - por Cristina y Luz

1.Tarawera lake

Somos dos amigas (Montse y Pilar) que nos conocimos hace ya más de 10 años, justamente en un viaje por el desierto de Mauritania.

El año pasado decidimos ir juntas a Japón. Paseando por uno de sus maravillosos parques nacionales observamos que todo el mundo llevaba un cascabel, que hacían sonar a su paso, y un aerosol. Decidimos preguntar de qué se trataba y muy amablemente un señor que hablaba un poquito de inglés nos explicó que todo ese atuendo era para espantar a los osos que había por allí. El señor ya no nos dejó caminar solas y en el trayecto nos habló de Servas, Nos invitó a su casa para hacer la ceremonia del té con su familia y siguió contándonos su experiencia en Servas: las personas que había conocido, lo que había aprendido de ellas. A nosotras nos gustó lo que nos explicaba y casaba con nuestra manera de ver el mundo, de conocernos, de saltar fronteras y diferencias para encontrarnos de verdad.

Así que Pilar volvió a Madrid y Montse a Barcelona y nada más llegar contactamos con nuestros respectivos coordinadores para formar parte de Servas.

En septiembre del 2015 emprendimos un nuevo viaje por Chile y Argentina y, esta vez, con nuestras LOE bajo el brazo. Se iniciaba una nueva aventura, una manera diferente de viajar y, por consiguiente, de ver el mundo.

En Santiago de Chile nos recibieron dos familias. En la primera nos acogieron tres días y festejamos juntos las fiestas patrias. Nos deleitaron con toda la sabrosa gastronomía chilena y pusieron a nuestra disposición toda la cocina para podernos servir y mover a nuestro gusto. No olvidaron la tarta y las velitas para celebrar el cumple de Montse. Nos llevaron a conocer rincones hermosos de la ciudad.

En la segunda familia nos adoptaron junto con sus tres hijos y estuvimos con ellos 10 días. Compartimos su casa, su comida, sus fiestas, sus asados de los domingos, sus celebraciones familiares y hasta sus escapadas de fin de semana. Nos abrieron las puertas de su casa y nos dejaron entrar en sus vidas, adaptándonos la familia y nosotras al cambio que se produce cuando alguien nuevo entra. La generosidad fue grandiosa.

En Argentina continuamos con los asados de los domingos. Aquí estuvimos dos meses por lo que la experiencia fue variada. Dos meses dan para mucho. Encontramos también personas de Servas muy acogedoras y con algunas hemos iniciado una linda amistad.

Queremos decir también que nos parece que a menudo el encuentro precisa gran generosidad y tolerancia tanto por parte de quienes llegamos como de quienes nos reciben. Son encuentros humanos en los que no siempre es tan fácil escucharse mutuamente y aceptarse. No todo ha sido perfecto. Hemos reflexionado sobre el mundo de consumismo en el que vivimos. Porque a veces hemos dormido en dormitorios muy cargados de cosas, donde apenas cabía nuestra mochila. Es algo que hemos aprendido: cuando vengan otros amigos o amigas Servas a casa, tendremos la habitación para que duerman lo más despejada posible.

En ocasiones, nos encontrábamos con personas con las que era muy fácil congeniar. En otras ocasiones, ha sido más difícil. Personas con las que era un gran placer compartir y personas que les costaba escuchar. Como la vida misma. También hemos notado que, aunque hablábamos la misma lengua, las diferencias culturales han hecho que a veces se crearan malos entendidos. Por eso recomendamos claridad y simplicidad máxima en concretar.

Nosotras hemos alternado el estar en casa de amigos Servas con dormir en Hostels. En conjunto, ha sido una gran experiencia .Los amigos y amigas Servas han compartido sus vidas con nosotras. Con ellos y ellas hemos practicado desde chikung hasta tango queer. Nos han llevado a un estupendo ensayo de un concierto en el Teatro Colón, al teatro en el Centro Cultural Kishner, a cenar en restaurantes y escuchar música folklórica.

Una amiga nos fue a buscar al aeropuerto cuando llegamos, ¡cómo disfrutamos de que nos fuera a recibir y nos presentara su ciudad!

Estamos muy contentas de pertenecer a la gran familia Servas. Desde Santiago hasta Mendoza; desde Tilcara hasta Cafayate, pasando por Quilmes. Desde Bariloche hasta Buenos Aires, allí están nuestras amigas y amigos a quienes llevamos en el corazón. Jorge, Emilio y Virginia, Romina, Álvaro, Marcelo, Adriana, Daniela y tantas y tantos otros, con quienes apenas tuvimos tiempo de conocernos, pero que tan bien nos acogieron.

En Argentina hemos viajado en autobús muy bien. Son cómodos para las grandes distancias. Recomendamos los asientos delanteros del piso de arriba, llamados los panorámicos, desde los que se ven los magníficos paisajes. Aunque se habla de la inseguridad en Argentina, nosotras no hemos tenido ningún contratiempo o situación difícil. Las gentes han sido amables y acogedoras.

Ciudad de México, a 15 de enero de 2016

 

Como agua para chocolate, así de intensa fue nuestra primera vez como anfitriones de Servas. Estábamos nerviosos por todo, no romper las reglas, quedar bien y evitar fallas, Yo me sentí muy presionada porque mi hijo de vacaciones quería ir a centros comerciales, cine, y a Odile no le gustaban los centros comerciales, ni los museos, ni las exposiciones. Pero logramos formar una familia temporal ajustándonos a su visita.

Y a pesar de las diferencias culturales, fue divertido y mucho se debió a que era la primera época navideña que mi hijo y yo pasaríamos solos y estábamos los dos con grandes deseos de compañía. Afortunadamente fueron algunos paseos muy interesantes, divertidos, alegres y educativos porque había diferencias grandes pero los tres supimos adaptarnos en equipo. Que alegría y que calidez de hogar formamos Odile, mi hijo Santiago y yo. Tanto fue que la despedida fue triste para los tres y no pudimos dejar de soltar varias lágrimas cuando subió al camión rumbo al aeropuerto.

La primera noche del primer viernes del 2016 cenamos juntos y vaya suerte de Odile porque siendo mejor mi hijo para el sazón no quedó tan mal una comida sana, nutritiva y mexicana como ella esperaba. Sin vino, porque afortunadamente no bebe y eso me ayudó a que mi amado hijo no se prendiera de la lámpara. Estábamos los tres cansados, nosotros de un viaje a Puebla por 8 días y ella que venía de Houston de visitar a sus hijos. Así que dormimos temprano. Esa noche, ella comentó que le encantaba sentirse como en un hotel: agua, privacidad, radio, cama confortable, escritorio, todo un servicio SIX Sigma (casi solo por 3 estrellas más).

Al día siguiente, nos aventuramos en mi auto a Dinamos, Rectoría e islas de la UNAM, Coyoacán; nosotros teníamos un compromiso en la tarde y ella quiso pasar todo el día con nosotros. Así que como familia paseamos por Coyoacán, centro, mercado, helados, viveros; le comenté que si deseaba quedarse a conocer más de Coyoacán, una opción era subirse a turibus y continuar su visita pero me dijo que prefería ir con nosotros, así que se adaptó a una fiesta infantil con pizzas, luego a la comercial mexicana porque tenía que comprar despensa. Ella se compró su café con cafeína.

Al final de cada noche, tomábamos un café o un té o una leche de fresa para Santi, ella se conectaba desde mi computadora con su familia, bajaba sus fotos y finalmente se retiraba a su recámara para escribir su diario. Nosotros nos quedábamos un rato viendo la tv.

El domingo la dejé en el metro Copilco y pasó una muy interesante y maratónica caminata por el centro, Tlatelolco, la Villa en compañía de nuestra estimada coordinadora Paty.

El lunes nos fuimos a la UNAM, Tlalpan, un día frío y lluvioso. Santi y yo nos fuimos a un centro comercial a tomarnos la foto de reyes y como no le gustan las tiendas, la dejé en metrobús a que recorriera la ciudad desde Tlalpan a Reforma. Desafortunadamente ese día ambas nos molestamos un poco porque quedamos de pasar por ella a las 18:30 en Dr. Gálves pero nos falló un punto especial, así que yo daba vueltas y vueltas viendo cómo se agotaba la gasolina y mi paciencia, sin poder comunicarme con ella porque no usa celular, y sin poder detener el auto en Insurgentes, y ella sin poder comunicarse conmigo porque anotó mal el último número de mi celular. Eran ya las 19:30 cuando Santi me dijo YA MAMÁ VAMONOS y le dije, de acuerdo solo déjame ver del otro lado de Insurgentes, así que con lluvia, frío y cansancio buscamos estacionamiento y a buscar a Odile, en eso la vi en la otra esquina. Y molesta, ufff la verdad aprendí que jamás vuelvo a ofrecer de buena fe pasar por nadie, porque ninguna tenía que estar molesta. Y a mí sí me molestó que ella se molestara. Fue un evento donde nadie tenía que molestarse. Si le dije, bueno para que no traes un celular en esta enorme Ciudad de México, Ese día, ya ni cenamos. Yo agotada y adolorida con mi hernia umbilical, ella enfadada y reclamando y Santi mega agotado.

Al día siguiente, se fue a Puebla con una amiga de la primaria, la lleve a la estación de Taxqueña, y es que mi error fue no decir TE DIGO COMO LLEGAR PERO SI QUIERES QUE TE LLEVE PUES CORRE LA GASOLINA POR TU CUENTA. Pero fue mi error. La dejamos y regresó el miércoles en la tarde. Bastante agotada y adolorida porque recibió la dosis de la corrupción de los camiones en el DF que no son regulados por nadie a pesar de que son unos animales para manejar. Para estos cafres debería ser el reglamento. Así que se cayó del camión y se lastimó la espalda, las rodillas, la cadera. Pero no quiso asistencia médica, ni siquiera la vacuna del tétanos porque se hizo una cortada con la lámina oxidada del camión, pero dice que ella jamás se va a vacunar de nada porque es meterte virus al cuerpo. En fin, yo traté de apoyarla. Solo le pude dar una pomada. El Dr. Peralta estuvo al pendiente. Cenamos rosca de reyes con unos amigos y a disfrutar un poco a los Reyes Magos. Le tocaron todos los muñecos, así que desde Francia nos enviará mentalmente los tamales.

El jueves ya descansadas nos fuimos a mi clase de francés. De ahí a caminar por todo el Pedregal de San Ángel porque upps me había dado cuenta de que por estar preocupada de la visita se me pasó por completo la verificación; así que a pagar multa y sin auto. Le di una guía de la colonia Condesa, la Roma y de San Ángel. Le expliqué como irse al metrobús, le presté mi tarjeta. Nosotros nos fuimos al cine y ella a recorrer la ciudad. Ya por fin, aceptó la llave de la casa, lo cual me quitaba presión. Y es que no aceptaba la llave porque decía que le parecía muy complicado abrir. Si tiene sus mañas, pero no es difícil. Algunos ya conocen la casa. Regresó temprano porque estaba cansada y adolorida de la espalda y la cadera. Y fue sorprendente su caminata de Parque España a Parque Hundido. Impresionante su velocidad y su resistencia.

El viernes se fue con Paty, yo ya sin coche le dije como llegar a metro Viveros. Regresando a casa me encontré a Odile y Paty en casa. Tomamos café y un té delicioso que nos compartió Paty, fotos del recuerdo. Y Odile a prepararse para su regreso.

Tuve la fortuna de que para ser nuestra primera vez, Dios me envió un ángel. Podría describir la experiencia como un cuadro de Monet, lleno de colores, trazos mágicos, calidez. Porque Odile dio a este hogar lo que este hogar necesitaba, sonrisas, calidez, puedo decir que las diferencias que entre nosotros los mexicanos pueden ser elitistas y discriminantes,con la visita de Odile aunque me costó un poco de trabajo adaptarme a ellas, simplemente fluyeron sin grandes problemas dramáticos.

Esta gratificante experiencia me ayudó con una buena persona a que ofrecer y que no, y a que lo mejor de todo es que llegan a dar calidez a los hogares. Por lo menos a nuestro hogar nos dio mucha luz a mi hijo Santiago y a mí. Gracias Odile, Gracias Servas.

Iris Dinorah Estrada Castillo
LA VISITA DE ODILE FUE MUY LINDA, LA QUIERO MUCHO.  

Cuando empecé a pensar donde pasar el Fin de Año de 2015, recordé que hacía 30 años no había vuelto a Tenerife, mi primer lugar de trabajo como enfermera. Inmediatamente me puse a preparar el viaje.

Como dentro de España no hace falta una LOI, contacté con el coordinador de Canarias. Le pareció buena idea y empecé a soñar con volver a esa magnífica tierra.

Durante los días que he pasado allí, me he ratificado en lo magnifico que es pertenecer a una asociación, en la que sobresale la cordialidad, la generosidad, la disponibilidad, la verdadera amistad. Que hace que te sientas en todo momento como en casa.

Cuando llegué al aeropuerto me estaban esperando Paco y su pequeña Clara y me llevaron a su casa para conocer al resto de su hermosa Familia. Después paseamos por La Laguna y me llevaron a la casa de otra Servas que no conocía y me ofreció quedarme en su casa, demostrándome una gran confianza y generosidad.

El fin de Año fui invitada a casa de sus amigos y me sentí una más: comimos, cantamos, brindamos por el nuevo año en perfecta armonía.

El año nuevo empezó con otra gran sorpresa para mí: subir a las Cañadas del Teide ¡Qué maravilla! ¡Qué hermoso día! ¡cuántas personas suben para recibir la buena energía que se respira en los alrededores!

ÁngelaEnCanarias03

Contactar con otros Servas de la isla me permitió reconocer lugares bellos -hacía tanto tiempo que no los veía- y me brindaron la oportunidad de disfrutarlos, no con ojos de turista, sino como viajera que descubre -con la ayuda de una amiga- lo mejor de cada lugar. Reconocí Anaga (parque rural del Este de la isla) con Carmen.

ÁngelaEnCanarias05

Con Menchu, Santa Cruz, el casco antiguo y la playa de Las teresitas, antes de arena volcánica y ahora de arena dorada traída del Sáhara.

ÁngelaEnCanarias01arbolÁngelaEnCanarias04

Después repetimos compañía con Carmen el día de la cabalgata de reyes: comimos y salimos a la calle a verla para sentirnos como niñas.

ÁngelaEnCanarias02

El día 6 de enero Alicia, mi anfitriona, me regaló su compañía.  No paramos de hablar y contarnos experiencias. Parecía que nos conociéramos de toda la vida.

Gracias a todos por la gran acogida, generosidad, hacerme sentir como en familia. Es la idea que siempre he tenido de Servas.

Os quiero.

Ángela Villanueva

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

...

CAMBOYA Gabi camboya

10/11 Después de una noche sin dormir en el aeropuerto de Bangkok empieza el que va a ser "el día más largo" del viaje. Primero me paso casi dos horas esperando a Joana en las llegadas internacionales. Hay varias puertas de salida y no la veo. Se me ocurre desconectar los datos del teléfono y la llamo. Al fin, nos encontramos. La llamada ha sido internacional estando a escasos 200 metros. Es complicado quedar en un gran aeropuerto.

...

Gabi porqueeste viaje

¿POR QUÉ ESTE VIAJE?

Una amiga, Kani, compartió en FB un blog de trotamundos (uncambiodeaires.com) en el que hablaban de los diez motivos para hacer un viaje solo, largo y al menos una vez en la vida. Son los siguientes:
1.-Perder el miedo 2.-Romper con la rutina
3.-Ser libre 4.-Aprender a vivir con menos
5.-Abrir tu mente 6.-Desaprender lo aprendido 
7.-Crecer como persona 8.-Conocerte a ti mismo
9.-Conocer gente nueva 10.-Descubrir lugares increíbles
En mi caso, en mayor o menor medida, se han cumplido todos

Facebook

Instagram

Encuentro Ibérico 2016, Portugal-España

Una foto publicada por Servas Spain (@servas_esp) el

Miembros Servas

Anfitrión - Host Guías - Day Hosts Viajeros - Travellers Hosters

Cómo hacerse miembro

Información, procesos y documentación necesarios para incorporarse a Servas España como socio.

Historia

Origen y fundación de Servas Internacional.